Recursos Humanos

Cómo Identificar al Verdadero Talento de mi Empresa

Para identificar al verdadero talento de tu empresa es necesario primero que separes algunos términos para no confundirte. Talento no es sinónimo de inteligencia. Puedes tener a varios colaboradores muy inteligentes en tu organización, pero eso no significa que todos tengan las habilidades necesarias para realizar las tareas como tú y tu empresa desean que se hagan.

El talento de un empleado implica que cuente con las habilidades y aptitudes necesarias para llevar a cabo dichas tareas diarias y, por tanto, que cumplirá satisfactoriamente con las metas semanales, mensuales o anuales de tu compañía.

Antes se pensaba que las personas más talentosas en una empresa eran aquellas que tenían maestrías y doctorados, además de saber tres o cuatro idiomas. Hoy se sabe que el talento se encuentra diseminado por toda la organización y es importante desarrollarlo y retenerlo para hacer crecer el negocio. Pero antes de hacer eso, primero debes identificarlo. ¿Cómo? Steve Jobs, cofundador de Apple, tenía una forma de hacerlo.

En la biografía autorizada de Steve Jobs, de Walter Isaacson, el autor cuenta que el creador del iPhone era muy severo con sus empleados y muy estricto al momento de identificar al personal con talento. Una de las tantas anécdotas que se dicen sobre Jobs es que en ocasiones, caminando por los pasillos de las oficinas de Apple, de pronto se detenía al azar frente a algún empleado y le decía “tienes 1 minuto para decirme por qué eres un empleado esencial para Apple y no debería despedirte”. Si la respuesta satisfacía a Jobs, lo dejaba en paz. Si no, el empleado era despedido.

No es recomendable ejecutar esta acción tan radical en tu empresa, pero es interesante analizarla, ya que después de hacer este tipo de actividades, Jobs solía decir una frase a sus amigos y directivos más cercanos: “Si te gusta lo que haces, se nota. Si no te gusta, se nota aún más”.

Este último punto se encuentra en la siguiente serie de pasos para identificar el talento en tu compañía:

 

  1. Observa la actitud. No es necesario hacer un test de inteligencia a tus empleados para ver quién tiene más IQ, basta con observar la actitud de cada uno. “Si les gusta lo que están haciendo, se les notará. Si no les gusta, se les notará aún más”. Obviamente quien hace las cosas con gusto, las hace mejor.

 

  1. Mide el desempeño. Es importante que lleves un control sobre la medición del desempeño de cada empleado, a través de las metas cumplidas. Cada semana o mes debe haber un determinado número de metas y deben cubrirse en tiempo y forma.

 

  1. Analiza el trabajo. No basta con cumplir las metas, cada tarea debe realizarse con profesionalismo y calidad. Es necesario que analices cada meta y medir la calidad de cada tarea realizada, de identificar las virtudes de cada trabajo realizado. Para este paso es recomendable pedir la opinión de otros directivos, socios o

 

  1. Elabora pruebas periódicas. Cada cierto tiempo realiza algunas “pruebas de talento”, que en realidad son análisis sencillos para medir las habilidades de tus colaboradores. Estas pruebas pueden ser entrevistas breves a cada uno para conocerlos más a fondo. Haz la pregunta “¿por qué y para qué haces lo que haces?” Aquí sabrás si ellos tienen claro las necesidades de tu empresa y de tus clientes. Haz la pregunta “si estuvieras solo, ¿dime cómo resolverías este problema?” Aquí sabrás si es apto para librar un obstáculo de la misma manera que lo harías tu.

Finalmente, cuando vayas identificando al talento en tu empresa es recomendable tener claro dos cosas: primero, cuida y retén a esos empleados; y segundo, activa el talento en los colaboradores que no son “tan talentosos” mediante la capacitación y educación constante. Quizá algunos de ellos te den una agradable sorpresa en un futuro.

Tags: