Recursos Humanos

La Diversión en el Trabajo como Parte de una Motivación Laboral

Richard Branson, fundador de Virgin, dijo alguna vez que “mucho trabajo y poca diversión es un camino seguro a la fatiga profesional”. Este emprendedor incansable que quiere llevarnos de vacaciones a la Luna (uno de sus proyectos más ambiciosos) visitó México en 2016 y una de sus tantas recomendaciones tanto a empleados como a empresarios fue: “Ten un calendario de tus actividades de esparcimiento, tal y como lo haces con tus reuniones. Ten en cuenta que, si bien hay que prepararse para las exigencias empresariales del día a día, es igualmente crucial disfrutar de la vida”.

Los expertos opinan que los momentos de diversión en la oficina o fuera de ella no deben verse como una pérdida de tiempo, al contrario, son momentos para recargar las pilas y continuar con nuestras misiones.

De acuerdo con el último Índice de Felicidad Global de la Fuerza de Trabajo, realizado en 2016; Dinamarca, Noruega y Costa Rica son los países con los trabajadores más felices y leales. Se entrevistaron a 200,000 jóvenes profesionales en 57 países y Universum –la empresa autora de este índice–concluyó que “la felicidad de los empleados es crucial para retener buenos talentos, así como tener una fuerza laboral motivada que ofrece buenos resultados”. México se ubica en el lugar número 13 de 57, nada mal, pero aún se puede escalar algunos peldaños más si se instaurara en nuestro país un “Día de la Diversión en el Trabajo”, al menos una vez por año.

De hecho, existe el Fun at Work Day que se celebra cada 1 de abril desde 1996, una iniciativa creada por la consultora norteamericana Playfair y que algunos países la han retomado como el “Día Internacional de la Diversión en el Trabajo”, cuyos organizadores afirman que “el buen humor disminuye el estrés, por lo que ayuda a tomar decisiones acertadas y mejora el contacto con el resto de los compañeros”.

Tanto los creadores del Fun at Work Day como otros especialistas, recomiendan impulsar la diversión en el trabajo mediante el diseño de políticas “divertidas” que pueden incluirse semanalmente, mensualmente o al menos una vez por año.

Las recomendaciones que empleados y directivos deben realizar son ir al trabajo en bicicleta, hacer sesiones de papiroflexia, concurso de aviones de papel, torneo de videojuegos, ir disfrazados a la oficina de su personaje favorito, repartir chocolates (u otra golosina) después de la comida entre los compañeros, redecorar la oficina, llevar la mascota a una junta laboral y realizar una entrega de premios tipo Óscares a cada empleado por alguna cualidad en la que destaque.

El director de la compañía y su área de finanzas quizá se preguntarán ¿cuáles serían los beneficios de hacer todo esto semanalmente, mensualmente o cada año?: empleados con un estado anímico positivo, más motivados, más creativos, más colaborativos, más productivos, mejor comunicados unos con otros y –algo muy bueno para el área de recursos humanos– evitaría el absentismo. Lo anterior provocaría una empresa más eficiente, competitiva y, por tanto, las ganancias se elevarían. Así que ¡a divertirse!

Tags: