Recursos Humanos

Los incentivos que todo empleado ama (+Despensa)

Los incentivos son inyecciones de descanso mental y laboral que provocan una mayor productividad, tanto en empleados como en directivos. Si no hay incentivos, simplemente los colaboradores no estarán comprometidos con la compañía.

De acuerdo con la revista de negocios Alto Nivel, se estima que en Estados Unidos las empresas pierden de 450 a 550 mil millones de dólares por tener empleados poco comprometidos. Además de los costos en términos de productividad, la rotación de personal genera fuertes inversiones porque se calcula que por cada empleado que se va, la organización invierte en promedio una quinta parte de su salario anual en reemplazarlo.

Por otro lado, los empleados felices son 300% más innovadores (según Harvard Business Review) y 33% más productivos (según la firma Greenberg & Arawaka); además, la satisfacción laboral tiene un impacto directo en el ausentismo, hasta en 51% (de acuerdo con la agencia Gallup).

Para evitar pérdidas monetarias y mejorar la competitividad de tu compañía, te recomendamos otorgar algunos incentivos que tus empleados amarán:

Flexibilidad de tiempo. La rigidez de un horario provoca a mediano plazo estrés y monotonía. Diseña nuevos horarios flexibles, por ejemplo, cada último viernes de cada mes salir las 2:00 pm; y permitir todos los lunes llegar a las 10:00 am, una hora en que la mayoría de las personas ya están en sus oficinas.

Home office. Utiliza el trabajo desde casa solo en momentos estratégicos. Por ejemplo, hoy es más fácil enterarse cuándo y a qué hora habrá marchas, bloqueos, desfiles o inundaciones. Cuando haya algún evento inesperado de este tipo, permite a tus trabajadores laborar desde su casa y haz una junta virtual a medio día para supervisar los avances.

Desarrollo profesional. El estancamiento es aburrido y cuando dura mucho tiempo, el empleado tiende a no evolucionar mental y físicamente. Elabora planes que incluyan cursos de idiomas y especializados, de acuerdo con los puestos de cada colaborador. Además, abre espacios para que puedan crecer e ir escalando puestos. De esta manera, estarán motivados para desarrollarse profesionalmente.

Sala de descanso. Destina un espacio de tu oficina o empresa para una sala de descanso que incluya cafetería, cocina, juegos e incluso para tomar una siesta. Esta zona será como un breve escape para tomar aire y continuar trabajando.

Días libres. Cada empleado cuenta con cierta cantidad de días de vacaciones al año; permite que ellos elijan qué días del año quieren descansar. Además, respeta siempre los días festivos y los que sean obligatorios por ley, sin embargo, aquellos que no sean obligatorios  ¾como el 14 de febrero¾, es recomendable que la hora de salida sea a las 2:00 pm. También es aconsejable dar el día libre cuando sean sus cumpleaños, o al menos dejarlos salir temprano.

Oficina pet friendly. Instaura una política para que puedan llevar a sus mascotas a la oficina, siempre y cuando los trabajadores sigan ciertas reglas, por ejemplo, que las mascotas no interrumpan las labores de los demás, que no ensucien el lugar y que cada empleado se haga responsable de su acompañante sin descuidar las tareas y metas que debe cumplir en el día.

Tarjetas de incentivos. Ofrece a tus empleados una manera diferente de poder adquirir, por ejemplo, su despensa. Prueba con la tarjeta +Despensa de Up Sí Vale que hace mucho más fácil y segura la experiencia de compra en alrededor de 550 mil comercios; además le brinda exclusivos beneficios a través de Club Good 2 Great, un plan de protección de familiar y estilo de vida.

Tags: